lunes, 10 de enero de 2011

Llorar de felicidad


Llorar de emoción o de felicidad es un llanto que normalmente tendemos a reprimir sobre todo si lo hacemos en público.

Curiosamente, es un tipo de llanto cuyas lágrimas nos conectan con el gozo, la felicidad o la dicha de un/os momento/s en base a la rememoración de una emoción generada antaño la cual traemos a la memoria y cuya vibración es tan fuerte y profunda, que nos provoca una situación emocional latente que aflora en forma de lloro que bien pudiera considerarse una sonrisa interior.

Llorar de felicidad es un acto que podríamos permitir que se manifestara en toda su extensión en lugar de tratar de pararlo, no obstante, en público es algo que solemos hacer en base a la discreción, vergüenza o decoro. Sin embargo, son lágrimas de alegría, de nostalgia que nos aportan la calidez de un momento o época tan sublimes que todavía nos hacen vibrar a flor de piel.

Entonces, ¿por qué reprimir este acto tan bello y significativo?

Si lloramos de emoción por algo que nos causa dolor, con las lágrimas liberamos el sufrimiento y si lo hacemos por la alegría que el llanto trae al ahora, entonces, mayor motivo para seguir abriéndonos a él.

Llorar de felicidad:

  • Nos acerca a nuestra dimensión más humana y nos hace sentir vivos.
  • Nos ancla en el ahora, aunque nos recuerde el pasado pues el llanto sucede aquí y ahora.
  • Nos enseña que vale la pena vivir.
  • Es una forma peculiar de sonreír.
Safe Creative #1101108236472

12 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Desgraciadamente en muchas ocasiones se nos juzga por el llanto; quien juzga se plante cosas sobre la perosna: ¡mira qué teatro hace!, ¡pero si no siente nada de eso!, etc., etc. Por eso, quizá, no lloramos en público, para evitar ser juzgados; y últimamente se llora más en acontecimientos deportivos que al expresar emociones íntimas.

Gracias por tus artículos. Son bellos y dan que penar. Besos

TORO SALVAJE dijo...

Me gustó lo de forma peculiar de sonreír.

Besos.

AZAHARA dijo...

A mí me pasa mucho y tienes razón, por qué reprimirlo? Bueno, en mi caso se ríen de mí... y me llaman sensiblona y eso. En fin... ellos se lo pierden!

AMBAR dijo...

Hola María Jesús, creo que por este rincón tuyo támpoco habia pasado.
Estoy de acuerdo llorar de alegría es expresar que la felicidad es profunda y si es por dolor ayuda a sacarlo fuera, que que llorar limpia el alma y nos ayuda a sentirnos mucho mejor.
Un abrazo.
Ambar.

Alejandro Kreiner dijo...

Muchas veces reprimimos nuestras emociones en vez de liberarlas...

Saludos.

Catalina Zentner dijo...

Suelo llorar cuando estoy al borde de esa situación que se asemeja a la dicha.

Abrazos,

Poetiza dijo...

Amiga, llorar de felicidad es hermoso, yo antes era mas llorona. Besos, cuidate.

Luz del Alma dijo...

Gracias M.Jesús, es la manifestación de una emoción, muchas veces interpretada solo como dolor, y no muchos tienen ganas de "soportarlo". Como toda emoción, una vez manifestada, libera.
Abrazo de luz amiga, Mirta

elisa...lichazul dijo...

llorar es la mejor forma de lavar nuestra alma, de alegría o de pena o de rabia emociones todas, en ellas el ojo siempre se humedece

besitos de luz
feliz fin de semana

Silvia Cristina dijo...

Hola María Jesús!!!! Gracias por seguir pasando por mi lugar!!!! Eres sempre bienvenida!!!!

Que buena entrada...
Llorar de Felicidad es hermoso...no tenemos que reprimr esa emoción!!!!

Te abrazo fuerte!!!

Silvia Cristina

Caricias dijo...

Cierto, es una manera de sentirte feliz por estar viva, es el grito a la felicidad, me encantaaaaa
Un beso y mis caricias

Carina Sampó, facilitadora de cambios, terapeuta psicodramatica, coach personal dijo...

Gracias por tan bellas palabras. Te sigo con frecuencia aunque a veces no encuentro el momento de dejarte un comentario.
Tus artículos desbordan de crecimiento personal.
Un abrazo
Carina