sábado, 20 de noviembre de 2010

El encuentro con la paz interior



La paz interior es un estado al cual todos deseamos acceder y que, de forma natural, ya se halla en nosotros. Sin embargo, para adentrarnos en ella es necesaria una introspección, por ejemplo, siendo conscientes de nuestra respiración pausada o llevando a cabo otras técnicas, entre ellas, la meditación. Pero hay otras maneras a nuestro abasto que nos ayudarán a conectar con nuestro equilibrio emocional y con la quietud:

-Estar en la consciencia del momento presente: es muy importante crear más presencia en la nuestra vida cotidiana y prestar atención a lo que nos está sucediendo en el momento actual. Por esta razón, no hay que dejarse distraer o atormentar por hechos del pasado o de lo que nos pueda suceder en el futuro ya que la clave del éxito o del hecho de encontrar las herramientas para mejorar las circunstancias siempre reside el momento presente, el único escenario en donde todo se desarrolla y en el que, si nos permitimos hacerlo en paz con nosotros, conseguiremos que esa misma paz se manifieste en el exterior. Lo más importante es el ahora, el aquí, lo que estamos haciendo ahora y el ser conscientes de que hay una inteligencia superior y universal que todo lo guía y observa. Sentirla anclada en nosotros es encontrarse con uno mismo.

-El poder de los pensamientos: es tan grande el poder de los pensamientos que, si fuéramos plenamente conscientes de ello, pensaríamos sólo en positivo y automáticamente atraeríamos excelentes resultados en el día a día. Sin embargo, los pensamientos negativos también poseen fuerza creadora, por eso, es vital sustituirlos por los positivos para dejar atrás las preocupaciones que nos esclavizan en el pasado y en el futuro y que, en muchos casos, no dependen de nosotros. Además, las preocupaciones nos impiden confiar en nosotros y en el proceso de la vida.

-El poder de las palabras: es importante medir nuestras palabras y esto también incluye utilizar un tono de voz adecuado, no muy elevado. También evitaremos, en la medida de lo posible, hacer comentarios negativos, despectivos o de crítica.

-El poder de nuestras acciones: Toda acción tiene una consecuencia, según la ley del karma, de la causa y el efecto. Por tanto, recibimos lo que damos o lo que hemos dado en forma de experiencia presente. De hecho, a través del karma nos vienen experiencias gratificantes y satisfactorias, y también algunas otras que no vivimos de esta manera pero que, si sabemos gestionarlas superando el sufrimiento inicial, nos brindarán una valiosa lección. Una vez integrada la lección nos sentiremos en paz con nosotros mismos, más seguros y más sabios, aunque el verdadero secreto reside en aceptar con serenidad lo que nos trae el instante, confiando en que todo sucede por una misteriosa razón que el Universo ha elegido para nosotros y que en algún momento, comprenderemos. En este sentido, actuar correctamente, en función de nuestros valores y principios, es la mejor manera de atraerse circunstancias positivas, de superar desafíos sin resistencias y de sentirse en paz con uno mismo y con los demás.

Safe Creative #1011207895398

10 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Estoy mas que de acuerdo...
aprender a ser adulto.. que no te enseñan en ninguna escuela, y un adulto, bondadoso... que no tonto..

Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Paz interior, qué maravilla conseguirla. Cuando se siente, nada puede con una, tienes claridad, sopesas las situaicones y no falta el equilibrio y la templanza.

Estupendas las pautas que das para poder conseguirla.

Besotes.

El Drac dijo...

Definitivamente cada entrega que nos das es un cúmulo de sabiduría, muchas gracias por compartir tus conocimientos

Rayén dijo...

Recorde un bello verso que dice "vida nada te debo, vida estamos en paz", vivir con sencillez y agradeciendo lo que somos y tenemos a mi me da paz.

Pasa por mi rinconcito te espera el Premio Sol Brillante por tu creatividad y compañía.

Un montón de cariño para ti!!

Juan dijo...

María Jesús, el poder del pensamiento, de la palabra y de la acción es poderosísimo. Debemos ser conscientes de ello para crecer espirituamente.
Muy buena entrada. Te felicito.
Un abrazo.
Juan Antonio

elisa...lichazul dijo...

solamente de uno depende todo... estar y ser en el equilibrio personal
la paz individual es subjetiva así como la belleza

feliz fin de semana
besitos de luz

Luz del Alma dijo...

Estar centrados y en paz...
En armonía lo que siento, pienso, digo y hago.
Gracias María Jesús por estar y compartir.
Abrazo de luz, Mirta

Alejandro Kreiner dijo...

Estoy de acuerdo, diciéndolo en un lenguaje más coloquial: "El que las hace las paga".

Saludos.

Ricardo Miñana dijo...

El alma necesita paz interior para sentirnos bien con nosotros mismos,
un reflexivo post.
es un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

Querida María Jesús,
No sé qué sucede pero cuando entro en tu espacio me contestas a situaciones que en ese momento vivo y me ayudas mucho. Gracias de todo corazón.

Muchos besos