jueves, 16 de septiembre de 2010

La pereza


La pereza es una inercia que hace que el individuo no manifieste ningún tipo de interés en la actividad que trata de llevar a cabo. Por tanto, ante cualquier obstáculo el individuo perezoso se desanimará y de forma natural tenderá a la crítica y a la queja y, además, empujará a otros hacia este camino.

La pereza es un enemigo de la fuerza de voluntad, la motivación y la perseverancia necesarias para llevar a cabo nuestros objetivos con éxito.

Un individuo perezoso no suele comprometerse consigo mismo ni con los demás, y, por supuesto, con cualquier excusa de desentenderá para afrontar los obstáculos que son necesarios superar para crecer y evolucionar como individuos.

Las personas perezosas suelen ser inmaduras porque no tienen iniciativa, nuevos intereses o ideas enriquecedoras. Odian el cambio.

Un individuo perezoso es enemigo de las normas ya que no tiene sentido de la disciplina y no es entusiasta ni enérgico. Más bien, mantiene una actitud pasiva, conformista y resignada.

La pereza está al otro lado de la balanza de la obsesión, el perfeccionismo y el excesivo control.


Safe Creative #1009167349273

11 comentarios:

Ceci dijo...

Muy interesante y bien expuesto, seria ideal proponer tips para combatir la pereza!

fonsilleda dijo...

Gracias por tu visita.
Bastante de acuerdo y, que conste, que soy ligeramente perezosa.
Saludos

El ave peregrina dijo...

La fuerza de voluntad es esa constancia necesaria para no caer en la desgana la que encamina a la dejadez total.

bella entrada reflexiva.

Un placer conocerte, gracias por tu visita.

Un saludo fraterno.

Ricardo Miñana dijo...

Interesante reflexion, es un
placer pasar a leerte.

Que tengas un feliz fin de semaana.
un abrazo.

Alejandro Kreiner dijo...

Hay personas que son muy dinámicas y no tienen que luchar contra la pereza.

Saludos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola María Jesús:
He leído atentamente tus reflexiones acerca de la pereza, y desde luego, coincido contigo en todo. La pereza es un mal que hay que combatir a lo que dé lugar, para de ese modo aprovechar nuestra vida, nuestra encarnación.
No obstante, a mí me venían a la cabeza un par de ideas mientras te leía.
UNA: Si no sabemos a dónde debemos ir, podemos desperdiciar nuestra energía y nuestros esfuerzos pueden quedarse en nada. Tal vez uno que se ha movido mucho, termina más atrasado en el camino de crecimiento espiritual que un perezoso.
DOS: Hay dos tipos de pereza, la física y la mental. Hay personas que se mueven poco físicamente, pero sus cabezas muestran una actividad incesante, mientras que otros, son puro movimiento, son culos de mal asiento, y sin embargo, llevan sus mentes apagadas o las han anestesiado con diferentes ideas justificativas de su accionar y esos tampoco usan su energía para evolucionar.
Entre esas ideas que te pueden "fulminar" está a mi juicio, la idea de la "Libertad".
Esta palabra, la hemos colocado en un altar, en un pedestal, sin embargo, la palabra libertad, en términos fílosóficos es sinónimo de caos, de desorden.
Hay mentes desordenadas, inmaduras y por tanto, perezosas, que escudándose en el concepto de libertad, pieden el tiempo dedicados a nada, y piensan que ellos son libres de hacerlo, y que todo aquello que amenace su libertad está mal, porque la LIBERTAD es el concepto sacrosanto.
Estos pobres están desaprovechando su encarnación. No comprenden que en el mundo absolutamente todo está interconectado y visto todo en UNIDAD, aquel que desea permanecer libre, resulta inservible para los intereses del colectivo, y por tanto, para los intereses de Dios.
Besitos:
Tadeo

gaviota dijo...

perezosos todos somos un poco jajjajaj besitos gaviota

Duarte dijo...

Felizmente no sé lo que es eso... Soy activo y lo que más me molesta es no tener nada que hacer.

Abrazos de vida

Mistral dijo...

Te escribiria un comentario sobre la importancia del tema que has tratado.
Pero me da tanta pereza que lo dejaré para otro día... Sonrío.

Saludos cordiales
es un verdadero placer

santiago dijo...

interesante post amiga, yo a veces soy un poco perezoso, solo un poco.
Un abrazo y un placer leerte

Igna dijo...

Pereza y desilusión por las cosas, amigos de lo común, ausencia de iniciativa, paso nulo por la vida.

Bs, sin pereza.