sábado, 26 de septiembre de 2009

El latido de la vida



El latido de la vida es aquél que la impulsa a manifestarse plenamente en actividad, impregnada en la esencia del presente y habiendo perdonado el pasado. De este modo, el corazón bombea nuestras experiencias de manera que vamos creando nuestro propio camino gracias a nuestras elecciones.


Un latido sano y enérgico de la vida viene determinado por:

  • La motivación, la ilusión y el entusiasmo en cada paso del camino.
  • No desanimarse ante los obstáculos.
  • Ser conscientes de la propia responsabilidad en cada una de las experiencias.
  • Olvidarnos de rencores y de viejas rencillas.
  • Sentir el amor por nosotros mismos y por cada elemento que nos rodea.
  • Ser capaces de ser felices con cosas tan simples como escuchar las gotas de lluvia o cuando la suave brisa se desliza por nuestra piel.
  • Maravillarnos por la belleza que la vida despliega antes nosotros y que, a veces, con las prisas y las exigencias de lo exterior, se nos escapa.
  • Creer en nosotros mismos y en los demás.
  • Ser capaces de decir no, si es necesario, pero también valorar lo bueno que hay en los demás.
  • No ser duros con nosotros mismos ni con los demás.
  • Manifestar una actitud de paciencia, humildad y respeto.
  • Ser conscientes de que siempre se abren nuevas posibilidades en el camino.

17 comentarios:

Silencios dijo...

Excelentes sensaciones para tener un latido feliz cerca de aquellos que nos rodean.

Mi latido cerca de ti, es un gran beso y una sonrisa, María Jesús

María dijo...

Hola, preciosa:

Me alegro mucho que sigas dando vida al blog, estaba pendiente por si publicabas algo nuevo, y has puesto un post lleno de amor y de latidos con corazón con unos consejos muy positivos para que nuestros corazones sigan latiendo con fuerza y positivismo, y a la vez, motivándose por continuar en esta vida. Tu brisa me ha llegado muy cerquita, muchas gracias por esta energía tan positiva que nos has traído.

Un abrazo enorme.

Hada Saltarina dijo...

Perdonar el pasado y no perder la esperanza en el futuro poniendo toda la fuerza en el presente. Bonita lección, María Jesús. Besos

*Luna dijo...

Unos latidos excelentes espero que mis latidos sena siempre de felicidad
un beso

TORO SALVAJE dijo...

Todos consejos excelentes.
Claro que si.

Besos.

Susana Vera-Cruz dijo...

Mi querida amiga,lo que dices es tan cierto como el aire que respiramos.
A pesar que muchas veces y te lo digo por experiencia propia, he querido desaparecer de este mundo, cerrando los ojos y no despertar jamàs.
Son momentos en que no se ve màs allà, son momentos crìticos.

Pero, despuès reacciono , miro alrededor , veo las cosas bellas que me ha dado la vida y regreso a este latido de vida, que inicia su andar con màs fuerza y optimismo.
Mientras exista uan gota de vida, todo al final se puede.

Besitos de miel con abejitas y todo mi Marìa Jesùs.

Agualuna

vuelo de hada... dijo...

Mary te diré asi de cariño, es lindo lo que escribiste, hay que darle latido a la vida, aveces por más que sintamos que todo se nos derrumba siempre hay que saber que la vida nos ofrece otras cosas que serán maravillosas.
Un abrazo desde mi rincón...
Y por allá bienvenida siempre te sigo...

Susana Vera-Cruz dijo...

Paso a dejarte un besito dulce, dulce mi querida amiga y que tengas un reponedor fin de semana.

Cuìdate mucho mi angelita.

Agualuna-Sussy

Ricardo Tribin dijo...

Magnificas tus recomendaciones, mi querida Maria Jesus.

Destaco la de que "Olvidarnos de rencores y de viejas rencillas", ya que el resentimiento con frecuencia nos impide avanzar.

Un abrazo grande

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

... ...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazon
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesia ...


AFECTUOSAMENTE
BRISA DE EMOCIONES




jose
ramon...

Mistral dijo...

Sabiduría en su estado más puro. Un placer leer nuevamente un post tan interesante.
Gracias por tu visita María Jesus.

pais magico dijo...

Que blog mas interesante.. gracias por darme la oportunidad de conocerte, y muchas gracias por visitar mi blog y decir esas palabras tan bellas...
Te sigo..

Un fuerte abrazo magico y que tengas un feliz viernes..

Alimontero dijo...

Hola María Jesús, he estado leyendo tu blog y me alegra tanto saber que cada día somos más! ;-)

Comunicarse primero con uno mismo, es algo que pocos conocemos, y cuando llegamos a ellos es porque algo "nos sucedió"....de otra manera "nuestro cuerpo" no lo registra...y lo olvidamos. Tenemos que vernos enfrentado a las crisis, a algo fuerte para preguntarnos tantas cosas....
Existen tantos libros de autoayuda, tan sencillos y fácil comprensiòn que nos ayudan a "encontrarnos" y "orientarnos"....una vez con este trabajo podemos comprender lo que "son los otros" y entonces comprenderlos...pero primero tenemos que saber "quienes somos"...sínó nuestra caminar seguirá siendo una máquina, "pieza" de un sistema...si se va no importa, se repone... plop! y somos algo mas...

bueno, todo esto es porque te he estado leyendo, y vamos por la misma senda.
Muchas gracias por tu huella...gracias a ella he llegado hasta aquí!

Un gran abrazo y un buen finde Ma Jesús,

Ali

Ricardo Tribin dijo...

Querida Maria Jesus,

Y ahoro escojo estas dos reflexiones que tambien me agradan y parecen muy practicas:

"Manifestar una actitud de paciencia, humildad y respeto".

Ser conscientes de que siempre se abren nuevas posibilidades en el camino"

Un abrazo bien grande y gracias de nuevo por tu excelente post.

Albino dijo...

Sabios consejos. Espero que en mi ya larga vida, se hayan cumplido esos latidos. Pero no es cosa que deba juzgar yo, sino aquellos que me conoceron, tanto en la vida privada como en la laboral.
Cariños

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Así es, lo importante es latir, latir mucho.Así se vive.
:)
Un gusto leer tu blog, MaRÍA.

Σɱ¥ dijo...

Maria jesús; buen blog y sabios consejos...
Un besi Emy